Ermitaños en el WADI

Ermitaños en el WADI

Eran ermitaños. El silencio y la soledad parecían significativos en el lugar de Elías, el profeta de fuego del Carmelo. Aquí luchaban y discutían con Dios, como hacía Elías, intentando descubrir el camino más perfecto y directo de vivir tal como nos enseñó Jesús. Su dieta era sencilla; su vestido hecho en casa; su meditación hecha en silencio. Los ermitaños siempre habían dedicado largas horas a contemplar la presencia de Dios, sin embargo este grupo que vivía sobre las faldas del Monte Carmelo también recitaba los Salmos de una manera semejante a los monjes de los monasterios establecidos; pero su oración con los Salmos fue principalmente privada. Una vez al día ellos salían de sus celdas individuales , separadas a una distancia respetuosa, para compartir la Eucaristía en su capilla común.

Los Carmelitas en familia

Los Carmelitas en familia

Es encomiable los esfuerzos y ánimo, que se ponen de manifiesto en la labor pastoral, cuando se es religioso y sacerdote; sobre todo, cuando se sabe integrar bien, nuestra identidad como “signo de Dios” y nuestro quehacer.

El Silencio favorece la Justicia

El Silencio favorece la Justicia

¿Cómo y qué comunicamos en Carmelitas? El objetivo último de la educación en Carmelitas es que nuestros estudiantes se sientan animados “a vivir en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia”, como nos enseña el capítulo # 2 de la...
Página 4 de 41234